martes, 6 de octubre de 2015

Entrada 176: La caja

Metí muchas personas de diferentes razas y religiones adentro de una caja esperando conflictos.

No me defraudaron.

El europeo le robó al sudamericano, al norteamericano, al chino, al indio, al africano, al islámico, al australiano y al esquimal. Cuando le quisieron robar, el europeo lloró.

Luego, el norteamericano notó que estaba bueno lo que hacía el europeo, y lo empezó a imitar, pero para que no quedaran dudas, le pegó. El europeo, ante el golpe, lloró, pero notó que perdió su lugar. El islámico y el chino lo miraron feo al norteamericano, y este empezó a quejarse con el esquimal, que nada hacía.

El sudamericano, que estaba cagado de hambre, consiguió comida, y el norteamericano lo acusó de robar. Y al africano también ya que estaba, porque era negro. El europeo, en tanto, le dijo al australiano que lo ayudara a molestar al indio, y el australiano accedió porque tenía el si fácil. El indio se enojó, pero no hizo nada al respecto. Así que el islámico aprovechó y le pegó una cachetada. Se miraron feo.

El chino estaba descansando y fue acusado por el norteamericano de alterar la paz, mientras el esquimal no hacía nada. El africano tenía hambre, y el sudamericano, en vez de solidarizarse, empezó a hacer chistes. El europeo lo miró raro, y prefirió irse con el norteamericano, que seguía acusando por acusar.

El islámico ya no discutía más con el indio, porque este se durmió. Así que empezó a molestar al norteamericano, y este se enojó, y le pidió ayuda al europeo y al australiano. Los tres acosaron al islámico, que pidió ayuda al sudamericano y al africano. El primero dijo que ni en pedo se metía, y el segundo le pidió un alfajor a cambio. El chino optó por sentarse a ver lo que pasaba, para ponerse del lado del ganador. El esquimal no hacía nada.

En eso, el chino recordó que el norteamericano y el europeo lo molestaron, y ayudó al islámico. El norteamericano tragó saliva y temió, y mandó al australiano a buscar bardo. No funcionó. Le pidió al africano que lo ayudara, pero este lo miró, le dijo que no, y se fue con el islámico. El sudamericano se empezó a cagar de risa, y despertó al indio, que le dijo al norteamericano "yo te odio, pero odio más al islámico".

Entonces, teníamos al chino, al islámico y al africano de un lado, y al norteamericano, al europeo, al australiano y al indio del otro. El esquimal no hacía nada, y el sudamericano se consiguió un alfajor para morfar mientras miraba a los boludos pelear.

¿Y que pasó? No pasó nada. Cada uno se fue por su lado. Pero entró el ruso, trago birra, se chuparon todos, y se cagaron a trompadas todos contra todos (menos el esquimal, que seguía sin hacer nada). Y eso niños, es un resumen del mundo.

-"Muy bien alumno, tiene 9".
-"¿9? Vieja puta, es un resumen fantástico, poneme 10".
-"10 amonestaciones".
-"Trola".
-"¿Que?"