sábado, 15 de febrero de 2014

Entrada 156: Mensaje de radiodifusión

Está bien si me olvidaron.
Está bien si me ignoraron.
Está bien si me están boludeando.
Pero no crean que soy fácil.

Puede que esté imaginando.
Puede que esté exagerando.
Puede que nada de todo esto sea de verdad.
Pero pienso que es así.

No me crean muerto.
No me crean lento.
Soy mucho mejor de lo que creen.
Aunque solo yo lo pienso.

Puede que esté enojado.
Puede que esté cansado.
Pero salgo jugando de taquito.
Como siempre, es eterno.

jueves, 13 de febrero de 2014

Entrada 155: La teoría de la gente gorda

En física, la gente gorda (a veces denominada "obesos" o "rellenos de grasa") es la acumulación de comida en los estómagos y alrededores de algunos seres vivos que se excedieron con los alimentos durante varios años. Basada en los trabajos de varios científicos teóricos, Jadson Nájera, del “Institute for Fat People”, sugirió la existencia de las gente gorda en una conferencia en la Universidad de Florencia en 1968, usando unas diapositivas muy coloridas para explicar un número de dualidades previamente observadas, dando el chispazo para una nueva investigación respecto de la gente gorda.

En esta teoría se identifican que los gordos ocupan muchas dimensiones, donde la masa interactúa con más masa y así ocupa más y más espacio. Esto evidenciaría la existencia de infinitos kilos de más, algunos de los cuales serían incluso más densos que el mismísimo universo. Esto explicaría aumento de la pobreza a nivel mundial, pues la necesidad de comer de esta gente agota recursos que debían ser distribuidos entre miles de personas.

A comienzos de los años 1990, se demostró que varias gordas estaban relacionadas entre si de manera sexual, que permitían a los físicos suponer que hacen esto porque no queda otra y porque no hay tanta gente en el mundo que aplique a su vida la teoría de "un hoyo es un hoyo y no se habla más". Igualmente, estas relaciones implican que en cada juntada, se consuman kilos de torta.

La gente gorda no está completa; sin embargo, puede lograr la perfección. La teoría dice que si varias personas gordas se juntan, electomagnéticamente comenzará una fusión hasta completar El Gordo Perfecto, que es un estado más de la materia, muy difícil de alcanzar. Esta idea se desarrolló en 1988, cuando Walter Girard se aburrió de jugar con ecuaciones que no servían para nada y se puso a analizar gente gorda. Luego de descubrir que podía voltearse fácilmente a varias damas, cayó en el vicio y murió, pero su compañero de habitación Jack Pizarro continuó la investigación, hasta que conoció a Nájera, que tomo la investigación y la llevó hasta el lugar donde está hoy, que es la nada misma y una compleja mezcla de supuestos Algunos científicos han cuestionado estás teorías, acusandolas de sinsentido y discriminatoria. Incluso, dicen que Nájera, Girard y Pizarro no son científicos, sino unos jovenes ebrios sin hogar ni educación. Igualmente, el campo es amplio para seguir siendo investigado.

lunes, 3 de febrero de 2014

Entrada 154: Estudo científico

-¿¡Quién ordenó este estudio!?
-¿Que pasa señor Presidente?
-¿Que demonios es esto?
-El estudio que usted encargó de porque se enamoró de una colorada fulera de cara pero de buenas gomas.
-Yo nunca encargué esto.
-Nos llegó el mensaje de que debíamos estudiar esto, y lo hicimos, nos costó 67 millones de dólares.
-¡Arrgrgrhghg! ¡Imbéciles! ¡Yo no encargué esto! ¡Mirá la firma! ¿Vos te pensás que me llamo Jorgito?
-En realidad, nunca le pregunté su nombre, así que no s...
-Me llamo Luis Alfonso Lambao, ¡presidente de Braguay!
-Ya se que usted es el preside...
-¡Y jamás firmaría una orden con un apodo!
-Bueno. Pero el estudio está terminado, podría ver de que se trata...
-A ver... 77 hojas para una boludez... ¿Donde está la conclusión?
-Al final...
-A ver... Ajam... Mjm... "El estudio determina que el enamoramiento puede ser real o no, pero principalmente se debe a su gusto por los pechos grandes, y que al ser una mujer fea, más allá de su simpatía irrelevante, usted considera que puede ser de fácil 'levante'". Llamen a la policía.
-¿Porque?
-SESENTA Y SIETE MILLONES DE DÓLARES PARA DECIR QUE A UN DESCONOCIDO QUE SE LLAMA JORGITO LE GUSTAN LAS TETAS GRANDES.
-Bueno, manejabamos muchas teorías.
-¿COMO?
-Al principio pensamos que usted. que al final no es usted sino Jorgito, podría estar haciendo una broma. Luego consideramos la posibilidad de que fuese una momia. También investigamos la posibilidad de que la colorada en cuestión no fuese una mujer de verdad sino un tragamonedas. Luego, pensamos en la posibilidad de que se tratase de un delirio provocado por el exceso de azúcar, así que hubo que comprar muchos animales y mucha azúcar para investigar.
-Llamen a la policía.
-No hay necesidad, porque finalmente encontramos una hipótesis que pudo ser refutada empíricamente, ve, ve, acá, donde dice... que a coso... a... a Jorgito le... le gustan las... las tetas grandes... señor... señor Presidente...
-Ay Dios... ¿Como es su nombre, señor?
-Eeeeeeeeeeeeeeeeehhhhhhhhhh, ¿es eso relevante señor?
-Muy.
-Eeeeeeeeeeeeeeeeehhhhhhhhhh, bueno, está bien, me llamó Doctor George López.
-George eh.
-Si.
-Jorge.
-Si. No, digo, no, rayos, usted es muy inteligente.
-No, usted es un idiota.
-No se, no se, me infiltré en el gobierno, gaste 67 millones suyos para hacer una investigación y acá estoy, hablando con usted.
-Aja...
-Seh...
-Que pésima seguridad tercermundista. Me siento desprotejido.
-Bueno, mirelé lo positivo...
-¿Que cosa?
-Eeeeeeeeeeeeeeeeehhhhhhhhhh, bueno, no se, pero podríamos ir a comer algo...
-Está bien. Usted invita.
-Ey, eso no es justo, usted es Presidente. Oiga, venga acá. Por lo menos dejemé elegir el lugar, no tengo tanto dinero para gastar, oiga, ¡venga!

sábado, 1 de febrero de 2014

Entrada 153: Chiste

-Que gente pelotuda la que te rodea.
-Te lo respondo con un chiste. Decime, ¿qué es peor, la ignorancia o el desinterés?
-...
-No se, y me da lo mismo.
-...
-Y bueh. En realidad no es pelotuda. Solo no tiene ritmo ni prudencia.
-¿El pelotudo no serás vos?
-¡Capaz!
-...
-...
-Ey, fue un chiste muy malo el de recién...
-Que te parta un rayo, pelotudo.